Blogia
letraspinceladas

En una esquina de la plaza.

Allí encontré la oficina de Turismo. Altiro cuatro lugares que no se pueden visitar,sea por reparaciones u otros motivos; de ellos, el que me más me interesaba conocer era el Museo de la Araucanía. Para otra vez será.
Desde siempre, al llegar a un lugar nuevo, solicito un mapa del centro... lo mínimo para ubicarse y marcar la ruta a seguir.

En otra esquina de la plaza, encontré un cibercafé. Qué me han dicho. Sin embargo, éste será mi único comentario "desde el lugar de los hechos". Mis impresiones generales, como siempre lo hecho cuando viajo, serán recogidos en un equipo que no necesita cables ni electricidad, y que puede ser utilizado en cualquier lugar de Chile y el mundo: mi diario de vida. Este viaje es medio "abuguersado", en todo caso; andar en familia limita un poco, no se puede ir siempre a donde uno quiere.

No sé por qué razón no he podido sacudirme de una cierta negatividad, cuando debería estar disfrutando de estar en un lugar con harto verde y aire más puro que el de Stgo. Es que los problemas de convivencia ya empezaron, pero debo ya sacudirme de eso.

El primer lugar interesante que conocí hoy en la mañana fue el Cerro Ñielol (Monumento Natural) cobran $700 por persona, tiene senderos señalizados, un mirador y un pequeño Museo que expone las condiciones de flora y fauna del cerro específicamente, y de la zona en general. Existe un "sendero de los copihues", pero su época de floración es en otoño e invierno... :(. La diversidad de árboles constituía un espectáculo a los sentidos: verdor, sombra, y aromas emanados de hojas de boldo, canelo, etc. Eso me gusta de la Araucanía: está llena de lagos, ríos, termas, y parques... genial.

Recibí una sorpresiva invitación para ir dos días a Licanray, balneario que bordea el Lago Calafquén. Allí están un tío y su familia; este tío, que es biólogo (por lo tanto, un pez en el agua en esta región,) al saber que yo estaría sólo una semana (el resto se queda por 2 semanas más) y que no nos cruzaríamos, me cursó la mencionada invitación. Confieso que lo que más entusiasmada me tiene es conocer a mi prima Isidora, que ya debe tener más de dos años... pero conocer Lincanray no está nada de mal.

Ahora iré al Mercado (artesanías y comidas varias)... menos mal que ando con poco dinero, pues de lo contrario sería un peligro para mí misma.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

konus -

Ejalé... que siga pasandola bien!

Elisa de Cremona -

Lincaray queé lindo recuerdos... sí, lindos, muy lindos...
tomé desayuno con una señora increíble que me regaló un frasquito de mermelada de mora y unas flores que yo miraba con ojos de deseo...
jajaja
un beso

Maga -

Disfruta de tus vacaciones!!!!!!!
Y el dinero es para gastarlo :)! Tiene fecha de vencimiento jeje...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres