Blogia
letraspinceladas

De esto y de aquello.

Me molesté profundamente con el clima por el chaparrón que cayó sobre mí (bueno, no sólo sobre mí), sin avisar. Una cosa distinta es caminar voluntaria y pausadamente bajo una fina lluvia, que correr bajo un aguacero buscando refugio... rumbo a una clase más encima.

Pero afortunadamente, la lluvia duró poco (nada contra la lluvia, quiero que llueva, Santiago necesita limpieza gratuita, ya que, para variar, comenzaron las alertas ambientales otra vez) y me permitió volver a casa sin contratiempos. Y una extraña fuerza me tiene aquí, escribiendo (¿por qué extraña? pues porque es un ímpetu que me sería sumamente útil para otras áreas de mi vida).

Los bloggers están (estamos) siendo considerados como un fenómeno, por su explosivo aumento y la cantidad de bitácoras que se crean día a día. El Mercurio ha publicado ya varias notas sobre el tema, Rafael Cavada en su última columna reflexionó sobre esto también, en nuestro país van cundiendo los blogs tecnológicos y periodísticos (qué decir de los personales), pero los políticos aún no caen en cuenta. A ver, para las municipales, sólo unos pocos (Orrego, Schaulson, un candidato a concejal de Las Condes... este... no sé quién más), y actualmente, Fernando Flores, cuyo blog abarca temas diversos, no “política dura”. Bueno, cuando sea candidata a concejal (yaaaa), y si este medio de comunicación (me atrevería a decir que los blogs ya han alcanzado dicha categoría) subsiste, como lo creo, obviamente tendré mi bitácora. Los candidatos presidenciales se limitan a las páginas web:
- Alvear
- Bachelet
- Lavín
- Juntos Podemos (dejo este link en subsidio, ya que Tomás Moulian no tiene página, además que él va por el P.C y el candidato de "Podemos" no se ha definido aún, creo).

A propósito de aquello, el primer debate entre las “Chicas Superpoderosas” se acerca... si la memoria no me falla, los debates televisados (al menos los nuestros, los chilenos) son tremendamente estirados y fomes, pero al menos nos dan la oportunidad de evaluar por nosotros mismos a quienes allí exponen sus ideas y permitirán escuchar las distintas propuestas, ya que tanto se ha criticado la falta de contenidos. Crítica un poco estéril, ya que el grueso de la gente que vota lo hace sin hacer un análisis de las propuestas, sino por “tincada”, simpatía o afinidad política (o sea, no digamos que Frei Ruiz-Tagle era un gran candidato, pero frente a la alternativa de derecha, era lo que había no más), o carisma del candidato (a). Yo me incluyo en esto, aunque en las últimas elecciones he procurado votar un poco más informada...

Si de mí dependiera, adheriría a la campaña de apagado de televisores mencionada por Petra, (a modo de ejercitar mi debilitada voluntad) pero como no vivo sola, inevitablemente terminaría escuchando por último el sonido de la cajita semi-idiota (al decirle “idiota” sonaría como que yo la desprecio totalmente, y pues... no es así).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Roberto -

Bien Nadia, con la meridiana claridad acostumbrada.
También pienso que los blogs llegaron para quedarse. Buenos, malos, los que tratan de acomodarse al formato, los indispensables. De todo. Y esa es la gracia.
Cariños,
R.

petra -

Pues hablando de esto y de aquello, a mí también me cayó parte de "tu" chaparrón, pero no veas lo magnífico que es ver una tormenta eléctrica desde un piso 17...
Los blogs seguirán su curso, como la vida, ya veremos qué pasa con eso, ah! y no me perdí el debate de hoy, imposible no prender la tv para ver lo que, a mi juicio, es un referente histórico. No habíamos asistido jamás a un debate político entre dos contendoras. Lo bueno y malo abundará en los medios de prensa, como siempre, ejem.

Muchos cariños. P.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

qts -

No es mala idea esa de apagar los televisores cuando hay debates.
Saludos

doc savage jr -

Nadia, creo que esto de la internet y en especial los blogs, son un enorme regalo de democracia que nos ha dado la tecnología - generalmente vilipendiada por los santurrones de turno - gracias a estos adelantos hay una masiva comunicación humana a través del planeta entero y somos hasta capaces de dar nuestra opinión personal a decenas, algunos a cientos, algunos a miles de otra personas.
Por supuesto, en la internet y en los blogs hay mucha, mucha basura - pero no importa, es una muestra de libertad de expresión. La basura no se combate prohibiéndola, si no elevando el nivel educativo e instructivo de la gente.
Lo mismo pasa con la TV - medio netamente comercial y dirigido al mínimo común denominador, PERO si los buscas HAY buenos canales y BUENOS programas. Pocos, pero los hay. Y de todo corte - científico, periodístico, político, de entretención, etc, etc, etc.
Acepto que no estoy al tanto para nada de la realidad televisiva chilena (cuando dejé Chile era pésima), pero en Europa y Norteamérica hay una amplísima gama de canales y programas practicamente para todo gusto.
Es exactamente lo mismo que sucede con periódicos y revistas... y con todo en la vida. Hay que saber filtrar. Esa es la clave.
¿Y qué se necesita para filtrar bien?
Bueno, eso ya lo dijo Maxwell en su famosa parábola: información.
Tal como el duende de Maxwell necesitamos información válida, sólida - sólo en base a ella podremos diferenciar entre basura, mentira, propaganda y calidad.
Excelente posteo.
Nos vemos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres