Blogia
letraspinceladas

Lecturas Veraniegas.

1) La ley natural. Gonzalo Contreras. Este autor ganó el Premio de Novelas de la Revista de Libros de El Mercurio con La Ciudad Anterior, y pasó a ser uno de los destacados de la nueva narrativa chilena, como se llamó al grupo de escritores que surgieron en los noventa. Habiendo leído "La Ciudad..." y también "El nadador", de las cuales, para ser franca poco recuerdo en cuanto a argumento, sí debo decir que me dejaron una sensación “pesada”; no por ser el libro denso, sino porque se traspasaba a uno la problemática del personaje. Construye bien las atmósferas, diría yo (yaaa, de dónde saliste, crítica literaria, je, je).

Una sobrina cuya existencia era desconocida para el protagonista llega de Holanda para alterar, hacerse replantear, y de alguna forma mejorar, su insípida vida.

2) Yo amo a mi mami. Jaime Bayly. Con su peinado estilo beatle, su correctísima dicción y su sonrisa irónica y encantadora que pude ver cuando Chilevisión transmitía un programa suyo, me cautivó (no importa que sea bisexual). La redacción es bastante localista, pero eso no hace daño; como todo lo de Bayly, presenta rasgos autobiográficos, y en este caso, se remite al mundo de un “niño bien” peruano, cuyos lazos afectivos más profundos resultan ser los que crea con la servidumbre. Entretenido, entrañable, típico de Jaimito.

3)El Código da Vinci. Acreedor de relectura y comentario posterior.

4) Cuentos de Monterroso. Obvio de quién... Cuando hice el taller de cuentacuentos, el profesor y algunos compañeros rallaban con él; recién ahora lo leo. Ingenio y brevedad, consigue sorprender. Me gusta. Todavía estoy marcando ocupado con el microcuento del dinosaurio:
“Cuando despertó, el dinosaurio aún se encontraba allí.”

5) Puerto Libre. Cuentos de Angeles Mastretta. Literatura femenina, no ha logrado engancharme bien, pero comulgo con ella en lo de extraer relatos de hechos cotidianos. Sus novelas, eso sí, cuentan sobre historias de sufridos amores (Arráncame la vida, Mal de Amores).

Mea culpa y tareas pendientes: libros que dejé inconclusos, porque no estaba bien dispuesta no más. Cuando no termino un libro, me siento mal, como que le falté el respeto al autor. “Los abandonados son”:

- Mujeres de ojos grandes. Angeles Mastretta.
- Nuestros años verde olivo. Roberto Ampuero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Cpunto -

No puedo pasar sin recomendar a mi favorita, Virginia Woolf,

saludos!

C.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

petra -

en el "género" literatura femenina te recomiendo a la Amelie Nothomb, es muy guena ella.. me dieron ganas de leer a Ampuero con tu articulo, no lo he leido nunca de pura prejuiciosa, je.
EL codigo será todo lo malo en terminos literarios que se quiera, pero que es un libro que plantea algo fascinante, lo es ¿verdad?

Cariños. P.

Rubén?! -

Saludos desde la casa de citas.
Mmh, mi deuda veraniega es "Abaddón el exterminador", de Sábato, pero me niego a dejarlo abandonado. Además, prontó aparecerán citas del mismo.
Recomiendo de paso "El pan de los años mozos" de Heinrich Böll, y el tema de la enajenación y la liberación.
Y sobre Monterosso, sólo magistral... Recuerdo cuando en una clase hicimos un análisis estructuralista de "El dinosaurio", y se nos abría por todas partes, sin poder nunca dar una lectura unívoca del texto.
Gracias por la visita. Estaremos actualizando con mayor frecuencia a partir de ahora... o al menos eso espero.
Saludos
RAA, el de la casa de citas mc.ondiana
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres